Carta a Ana Frank

Querida Ana:

Ana a través de tu diario cuentas tu vida durante ese horrible período que fue la Segunda Guerra Mundial; es una historia muy conmovedora y fascinante y también horrible al mismo tiempo. Tener que esconderse y no hacer el mínimo ruido ya que abajo de su escondite se encontraba esa fábrica. Tuvieron mucha suerte en que tu padre tuviera esos grandes amigos como lo fueron Miep y su esposo quienes les dieron un refugio y tambien comida. Veo que fuiste una gran escritora y que pasabas mucho de tu tiempo encerrada y expresando todos tus sentimientos y pensamientos en tu grandísimo diario el cual fue un regalo de tu padre. Eras una niña que no podía estar quieta ni un segundo; suerte que luego llegó Peter con el que al principio no se llevaban muy bien que digamos pero transcurridos unos meses se fueron llevando cada vez mejor. Hasta que una vez lo fuiste a visitar a su cuarto, muy bien vestida, luego de unas charlas al momento de la despedida ser dieron ese beso tan esperado. Todos sabían que algún día iban a llegar los “malos”, hasta que un día el teléfono no paraba de sonar y secesivamente tocaron muy bruscamente la puerta y eran ellos, los nazis en busca de exterminarlos. La verdad es que me encantó tu historia de vida y si hubiera tenido esa oportunidad de conocerte te llevaría a algún lugar donde pudiéramos charlar sobre tu vida y compartir un lindo momento.

Con cariño Enzo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s